El mantenimiento es más determinante para la seguridad que la antigüedad del vehículo

El mantenimiento del coche es una variable aún más importante que la antigüedad del vehículo en términos de seguridad vial, según el estudio “Influencia del envejecimiento del parque automovilístico en los accidentes de tráfico (2008-2013)”, elaborado por la Fundación Línea Directa en colaboración con FESVIAL, y presentado esta mañana en Madrid. En el estudio se han analizado más de 500.000 accidentes de tráfico con víctimas registrados entre 2008 y 2013 por la Dirección General de Tráfico (DGT), y más de 2,2 millones de servicios de asistencia en carretera realizados por la aseguradora línea directa.

Los servicios de asistencia en carretera han aumentado un 40% desde el inicio de la crisis.

El estudio analiza la repercusión que ha tenido en materia de seguridad vial el progresivo envejecimiento experimentado por el parque español que, con una edad media de 11,2 años, se sitúa entre los más antiguos de Europa, solamente superado en esta estadística negativa por Grecia, Portugal y Polonia. La antigüedad del parque, junto con el incremento de la movilidad y unas carreteras mal mantenidas, es señalada como uno de los factores que inciden en el aumento de la siniestralidad. La novedad de este estudio radica en que recalca la importancia del mantenimiento y lo presenta como un elemento más determinante que la edad del vehículo. “En términos de seguridad, puede usted hacer casi lo mismo si mantiene correctamente su coche que si se compra un vehículo nuevo”, afirmó durante la presentación el director de la Fundación Línea Directa de Seguridad Vial, Francisco Valencia.

Para la Fundación Línea Directa “un buen mantenimiento se antoja fundamental, pues puede asegurar buenas prestaciones independientemente de la edad del vehículo”. La Fundación lo ha comprobado en una serie de pruebas realizadas en un circuito en las que ha participado cuatro tipos de coches, nuevos y antiguos en buen y mal estado. “A 70 Km/h, la distancia de frenado de un coche antiguo con las ruedas desgastadas es hasta un 53% superior a la del mismo coche con los neumáticos en buen estado. Además, los accidentes de los coches antiguos, tienen un 23% más de incidencias relativa a los neumáticos y un 68% respecto a los frenos”, dicen los resultados.

No obstante, el informe sí que constata una relación directa entre la antigüedad del parque y el aumento de la siniestralidad. “Además de consumir más combustible y contaminar más, los coches antiguos no sólo no disponen de los últimos sistemas de seguridad, sino que también sufren un importante desgaste debido a su uso. Pero ¿afecta verdaderamente este envejecimiento a la seguridad vial? Parece ser que sí, y mucho. Cuando se tiene un accidente, el riesgo de fallecer en un coche viejo —de más de 15 años—, frente a uno nuevo es del doble, algo que ya ha comenzado a reflejarse en las estadísticas. Así, en 2013, hubo un 30% más de muertos en accidentes con coches de más de 10 años que con vehículos nuevos”, señalan desde Línea Directa.

La Fundación alerta asimismo sobre el creciente número de automóviles que eluden la ITV. “La cifra de vehículos que circula con la ITV caducada o sin el justificante de haber pasado la revisión se estima que supera ya los 1,2 millones, una revisión que, según reconocen los propios conductores, constituye el único mantenimiento para cuatro millones de vehículos. Un dato muy preocupante si a eso le sumamos que, durante la crisis, los accidentes en los que se han visto implicados coches sin ITV se han multiplicado por tres”, señalan.

CCEl mantenimiento del coche es una variable aún más importante que la antigüedad del vehículo en términos de seguridad vial, según el estudio “Influencia del envejecimiento del parque automovilístico en los accidentes de tráfico (2008-2013)”, elaborado por la Fundación Línea Directa en colaboración con FESVIAL, y presentado esta mañana en Madrid. En el estudio se han analizado más de 500.000 accidentes de tráfico con víctimas registrados entre 2008 y 2013 por la Dirección General de Tráfico (DGT), y más de 2,2 millones de servicios de asistencia en carretera realizados por la aseguradora línea directa.
Los servicios de asistencia en carretera han aumentado un 40% desde el inicio de la crisis.

El estudio analiza la repercusión que ha tenido en materia de seguridad vial el progresivo envejecimiento experimentado por el parque español que, con una edad media de 11,2 años, se sitúa entre los más antiguos de Europa, solamente superado en esta estadística negativa por Grecia, Portugal y Polonia. La antigüedad del parque, junto con el incremento de la movilidad y unas carreteras mal mantenidas, es señalada como uno de los factores que inciden en el aumento de la siniestralidad. La novedad de este estudio radica en que recalca la importancia del mantenimiento y lo presenta como un elemento más determinante que la edad del vehículo. “En términos de seguridad, puede usted hacer casi lo mismo si mantiene correctamente su coche que si se compra un vehículo nuevo”, afirmó durante la presentación el director de la Fundación Línea Directa de Seguridad Vial, Francisco Valencia.

Para la Fundación Línea Directa “un buen mantenimiento se antoja fundamental, pues puede asegurar buenas prestaciones independientemente de la edad del vehículo”. La Fundación lo ha comprobado en una serie de pruebas realizadas en un circuito en las que ha participado cuatro tipos de coches, nuevos y antiguos en buen y mal estado. “A 70 Km/h, la distancia de frenado de un coche antiguo con las ruedas desgastadas es hasta un 53% superior a la del mismo coche con los neumáticos en buen estado. Además, los accidentes de los coches antiguos, tienen un 23% más de incidencias relativa a los neumáticos y un 68% respecto a los frenos”, dicen los resultados.

No obstante, el informe sí que constata una relación directa entre la antigüedad del parque y el aumento de la siniestralidad. “Además de consumir más combustible y contaminar más, los coches antiguos no sólo no disponen de los últimos sistemas de seguridad, sino que también sufren un importante desgaste debido a su uso. Pero ¿afecta verdaderamente este envejecimiento a la seguridad vial? Parece ser que sí, y mucho. Cuando se tiene un accidente, el riesgo de fallecer en un coche viejo —de más de 15 años—, frente a uno nuevo es del doble, algo que ya ha comenzado a reflejarse en las estadísticas. Así, en 2013, hubo un 30% más de muertos en accidentes con coches de más de 10 años que con vehículos nuevos”, señalan desde Línea Directa.

La Fundación alerta asimismo sobre el creciente número de automóviles que eluden la ITV. “La cifra de vehículos que circula con la ITV caducada o sin el justificante de haber pasado la revisión se estima que supera ya los 1,2 millones, una revisión que, según reconocen los propios conductores, constituye el único mantenimiento para cuatro millones de vehículos. Un dato muy preocupante si a eso le sumamos que, durante la crisis, los accidentes en los que se han visto implicados coches sin ITV se han multiplicado por tres”, señalan.

- See more at: http://www.europneus.es/fichanoticia-usuario/noticia/el-mantenimiento-es-mas-determinante-para-la-seguridad-que-la-antigedad-del-vehiculo-segun-un-estudio-de-la-fundacion-linea-directa/id/4031/#sthash.8OjeZsil.dpuf