Consejo: en invierno, mayor cuidado con la batería

Las baterías sufren más en invierno, cuando se les exige un mayor rendimiento por el incremento del consumo eléctrico del vehículo y por la humedad y las bajas temperaturas.
 
 
 
 
 
 
(Vehículo sin batería)

En invierno, los problemas de arranque son más frecuentes debido a que la humedad y el frío deterioran las baterías, especialmente en las baterías más antiguas, que son las primeras que fallan. Johnson Controls, fabricante de las baterías Varta, recomienda comprobar la batería del vehículo en invierno.

En esta temporada aumenta la exigencia sobre la batería, ya que se incrementa el consumo eléctrico. Por eso, los conductores deben comprobar que esta se encuentra en buen estado. En los estudios realizados por los clubs de automóviles sobre las causas de averías, las baterías que no arrancan son una de las primeras causas de avería todos los inviernos.

En la época invernal aumenta el consumo eléctrico, ya que se conecta más la luneta térmica trasera y la calefacción. Es sobre todo en trayectos cortos cuando el generador no consigue cargar por completo la batería antes del siguiente arranque. Además, al mismo tiempo, la potencia de la batería disminuye, ya que las bajas temperaturas ralentizan los procesos químicos.

Es preciso que los talleres realicen controles sobre las baterías para comprobar su buen estado y sustituirlas en caso necesario.