¿Cómo comprobar el desgaste de los neumáticos?

Vigilar el desgaste de los neumáticos de tu coche es imprescindible si quieres disfrutar de una conducción segura. No debes olvidar que las ruedas son el único punto de contacto del vehículo con la carretera, por lo que preservarlas en un estado óptimo es esencial. En esta entrada te enseñamos a comprobar el estado de tus cubiertas y te ayudamos a entender cómo sus problemas pueden afectar a tu seguridad. No esperes a que sea demasiado tarde y toma las riendas en cuanto al mantenimiento de tu vehículo.

¿Cómo puedes comprobar si tus neumáticos están desgastados?

Como seguramente sepas, las estrías y dibujos de los neumáticos tienen que tener una profundidad mínima de 1,6 milímetros. De esta forma se entiende que las ruedas tendrán la capacidad de ofrecerte un buen agarre. Pero, ¿cómo puedes conocer la profundidad exacta de dicho dibujo?

La moneda de un euro

Una de las maneras más accesibles de saber si el desgaste de tus ruedas es excesivo es introduciendo una moneda de un euro en sus ranuras. Si la parte dorada queda completamente dentro no tendrás unos neumáticos desgastados, por lo que podrás utilizarlos durante algo más de tiempo hasta que necesites cambiarlos.

El indicador de profundidad

Esta herramienta te ayuda a conocer no solo el nivel del desgaste de las cubiertas, sino también si este se produce de forma regular. Lo podrás encontrar en tu taller o tienda de neumáticos en Valladolid, Murcia, Cáceres o cualquier otra ciudad del país, y su precio es siempre bastante económico. Se trata de la forma más precisa de medir, y la que te permitirá conocer más datos.



El testigo de los neumáticos

Las propias cubiertas incorporan en su superficie un testigo de desgaste. Todos los fabricantes lo incluyen, aunque el formato puede variar. En la mayoría de ocasiones es un taco de goma de 1,6 mm en el fondo de las ranuras principales. Cuando el desgaste de la rueda está ese nivel sabrás que es el momento de buscar ruedas nuevas.

También puedes encontrar algunas marcas de neumáticos que incluyen testigos de desgaste intermedios, y otras que incluyen números con su profundidad en milímetros, que se irán borrando a medida que la goma se vaya gastando. Ten en cuenta que cuando las ranuras llegan al límite de 1,6 mm ya es demasiado tarde.

Razones para no llevar los neumáticos desgastados

El dibujo de las ruedas y sus distintas ranuras tiene una función de seguridad. Gracias a su textura, los neumáticos se adhieren al suelo y mejoran la estabilidad de los vehículos. Y, cuando el pavimento está mojado, cumple una función de drenaje y ayuda a evacuar el agua.

Por otro lado, una goma dañada estará más expuesta a los riesgos habituales, por lo que tus posibilidades de sufrir reventones aumentará. Además, tendrás que hacer frente a problemas derivados por la falta de adherencia, como los siguientes.

  • Tu distancia de frenada será mayor. Esto disminuirá el control que tienes sobre tu vehículo y aumentará las posibilidades de sufrir un accidente.
  • Un menor agarrehará que la conducción sea peligrosa en las curvas. Cuanto mayor sea la velocidad y menor la sujeción de los neumáticos, más posibilidades tendrás de derrapar .
  • Cuando el pavimento está mojado y no hay drenaje, las ruedas no tendrán contacto con el suelo. Esto incrementará el riesgo de hacer aquaplaning.

Vigilar el desgaste de tus neumáticos no solo es una obligación, sino también una medida de seguridad que te ayudará a prevenir accidentes. Si crees que ha llegado el momento, puedes venir o llamarnos. Y disfruta de una seguridad óptima.