Son innumerables los casos de usuarios que han sufrido un pinchazo y que, a posteriori, tienen que pasar por alguno de nuestros talleres Confortauto Hankook Masters. Es una de las cosas más comunes en el día a día de cada conductor pero ¿sabes cómo cambiar una rueda?

Hoy te lo vamos a explicar para que, llegado el día que te toque sufrir un pinchazo, sepas salir airoso de la situación. Eso sí, si tu coche es nuevo seguramente no tenga rueda repuesto, pero sí un spray repara pinchazos que también deberías saber usar.

Cuestiones a considerar

Es importante que, en el caso de que tu vehículo sí que cuente con una rueda de repuesto, esta se encuentre en perfectas condiciones. Por ello, es fundamental que revises si el neumático se ha cristalizado por estar tiempo guardado o en condiciones de cambio de temperatura, o bien si el desgaste o el dibujo están correctos. Ahora, vamos a ver cómo cambiar una rueda en 9 sencillos pasos, ¡toma nota!

Pasos para cambiar un neumático

  1. Apártate del tráfico

Una vez que has sufrido el pinchazo trata de apartarte todo lo posible de la calzada, es algo muy importante para poder trabajar luego con seguridad. Si no fuera posible realizar una parada a buen resguardo del tráfico es mejor que te pongas en contacto con asistencia en carretera que señalices con las luces de emergencia pero que no bajes del vehículo.

  1. Usa los elementos de seguridad

Si te has podido retirar, pon los 4 intermitentes, la luz de emergencia V16 si cuentas con una y el chaleco reflectante. Recuerda que es obligatorio llevarlo en cabina y bajar del coche ya con él puesto.

Posiciona los triángulos de emergencia para alertar el resto de conductores y evitar accidentes. Recuerda mantener buenas condiciones de visibilidad, que se vean de lejos y que no coincidan con cambios de rasante.

  1. Afloja las tuercas

Retira el tapacubos del neumático, si es que tu coche tiene y afloja las tuercas de la llanta. Si estás aprendiendo cómo cambiar una rueda es preciso que sepas que tienes que hacer mucha presión, por lo que es posible que tengas que ayudarte del peso de tu cuerpo, apoyando los pies en la llave de tubo. No retires del todo las tuercas, déjalas algo flojas para poder realizar más adelante la extracción completa.

  1. Eleva el vehículo

Ahora es momento de que enganches el gato del coche en la correspondiente muesca. Si no la localizas en un primer intento, túmbate y comprueba qué zona de la parte baja de tu vehículo está preparada para apoyar el gato. Una vez puesto en esa zona, eleva el vehículo hasta que la rueda quede en el aire, con margen para una correcta instalación.

  1. Quita las tuercas

Ahora ya sí, es momento de retirar las tuercas completamente. Si te preguntas por qué el proceso sobre cómo cambiar una rueda requiere quitarla de dos pasos, imagina tener que hacer presión con el pie en un coche elevado, ¡sería muy complicado y más peligroso!

Retira también el neumático pinchado, seguramente tengas que ejercer algo de fuerza, quizá darle unos pequeños golpes para que salga.

  1. Encaja la rueda de repuesto

Encaja ahora la rueda de repuesto o galleta en el hueco que nos ha quedado libre. Ya casi sabes cómo cambiar una rueda porque lo que tienes que hacer ahora es desandar los pasos. Coloca las tuercas pero no acabes de apretarlas del todo, que como ya sabrás, eso se hace mejor con el coche en el suelo.

  1. Baja el vehículo

Ahora, con cuidado, baja el vehículo con el gato y una vez que esté totalmente apoyado en el suelo retira el gato, acaba de plegarlo y guárdalo en el maletero.

  1. Aprieta las ruedas

Ahora, con el coche totalmente en el suelo, aprieta bien las tuercas ejerciendo toda la presión posible en la llave de tubo. Ayúdate de nuevo de tus piernas para ello.

  1. Recoge los elementos de seguridad

¡Ya sabes cómo cambiar una rueda! Pero la tarea no ha terminado, con cuidado retira todos los elementos de seguridad, triángulos, herramientas, todo lo que haya podido quedar por el suelo, y abandona el lugar de manera segura. ¡No te descuides ni un instante!

Qué material tengo que tener a mano para cambiar una rueda

Seguramente ahora que sabes cómo cambiar una rueda no quieres tener un pinchazo y no poder realizarlo porque te faltan herramientas:

  • Gato
  • Llaves de tubo
  • Chaleco, triángulos y a ser posible luces V16
  • Como material opcional podemos incluir: linterna, manómetro para comprobar la presión o guantes para no mancharnos.

Conclusiones

Ya sabes cómo cambiar un neumático en caso de pinchar. Ahora bien, una vez que lo has sustituido, tienes que tener en cuenta que los juegos de neumáticos van por pares, por lo tanto, es necesario que los ajustes. Para ello, tienes disponible un amplio catálogo de neumáticos online en confortauto.com para que te puedas hacer con tus modelos favoritos al mejor precio, ¡te esperamos!

 

Spray repara pinchazos: conoce todas las claves

Por nuestra seguridad, en los desplazamientos debemos llevar obligatoriamente una serie de elementos en el vehículo. Por ejemplo, un chaleco reflectante, dos triángulos de señalización de peligro, que ya tendremos que ir cambiando por las luces de emergencia V16, y cadenas para circular por zonas donde sean necesarias. Además, conviene llevar pinzas de arranque, una linterna, un móvil cargado o bebida para evitar la fatiga. A todo esto, por supuesto, tenemos que contar con una rueda de repuesto y las herramientas para sustituirla. Pero, ¿sabías que puedes llevar también un spray repara pinchazos? 

Todo automóvil que circule lo hace con neumáticos, por lo que cualquier incidencia con ellos sería un problema al viajar. Lo más común es tener un pinchazo, lo que puede dejarnos en la cuneta. Anteriormente, ante esta situación, tendríamos que sustituir la rueda averiada por la de repuesto. Pero ahora, con un simple spray antipinchazos podemos solucionar el problema y seguir la marcha hasta el taller más cercano. Y es que la ley en España, todos los vehículos que circulen en la vía, deben llevar un tipo de mecanismo de sustitución o reparación de neumáticos.

¿Qué es un spray repara pinchazos?

Dar una respuesta rápida y eficaz a una de las peores situaciones que puede vivir un conductor o conductora. Ese es el objetivo del spray antipinchazos. Un elemento compuesto de una espuma de poliuretano que al reaccionar con la temperatura ambiente expande su volumen, solidificándose hasta formar un sello. Para que el aire no escape, esta sustancia se introduce en hendiduras y agujeros de la cámara interior del neumático. De esta manera la rueda recupera su volumen original, impidiendo que sufra un proceso de desinflado.

¿Qué ventajas tiene el spray antipinchazos?

Ante cualquier problema con neumáticos, el spray repara pinchazos aporta a los usuarios una herramienta efectiva, rápida y muy práctica. Entre sus ventajas encontramos:

  • Elemento muy resolutivo para emergencias.
  • Práctico diseño y manejo que permite su uso en cualquier lugar. Da igual donde tengamos una incidencia.
  • Este líquido repara pinchazos proporciona una vía rápida y efectiva de sellar un agujero e inflar un neumático.
  • Es un producto seguro y barato, si tenemos en cuenta el coste de una rueda de repuesto. Además, puede usarse en motos y bicicletas.
  • Permite ahorrar gran cantidad de espacio en el vehículo, ampliando la capacidad de carga. Hace algunos años muchos fabricantes han eliminado la rueda de repuesto del maletero y la han sustituido por este spray.

¿Cuáles son sus desventajas?

Cabe destacar que el spray antipinchazos es una solución temporal, ya que tapona pinchazos de pequeño tamaño y longitud. Además, una vez aplicada la espuma repara pinchazos de coche lo recomendable es seguir conduciendo hasta el centro más cercano. De este modo podrás cambiar la rueda por una en óptimas condiciones y seguir el viaje con seguridad. En Confortauto somos expertos en mecánica y neumáticos, y contamos con más de 700 talleres para darte un servicio profesional. Puedes encontrar el tuyo aquí.

Este producto no se aconseja para grandes rasgaduras de la banda de rodadura o desgarros de los flancos del neumático. Y es que la mayoría están programados para ser efectivos en pinchazos con diámetros menores a 4 mm. Asimismo, a la hora de comprarlos, hay que tener en cuenta que muchos son de un solo uso. En cuanto a la fecha de caducidad, suele estar entre los 4 años. Sus detractores también critican que la goma del spray es bastante difícil de quitar del interior de la cámara.

¿Cómo se aplica el spray repara pinchazos? 

Es muy importante conocer bien un producto antes de utilizarlo, así como leer correctamente las indicaciones que vienen adjuntas. Por ello, antes de usar el spray repara pinchazos debemos conocer algunos aspectos y tomar precauciones.

  1. Lo primero es tu seguridad

Antes de ponernos manos a la obra hay que ver la vía en la que estamos y la circulación que existe. Así, debemos revisar en qué posición se encuentra la rueda a reparar en relación al resto del tráfico. En el caso de mucho tráfico, sea de noche o no tengamos la correcta señalización, lo mejor es llamar a asistencia en carretera o grúa.

  1. Comprueba la fecha de caducidad

Como hemos comentado antes, este spray para pinchazos vence a los 4 años. Es por ello que debemos revisarlo antes de usarlo, y cambiarlo por uno nuevo aunque no haya sido usado.

  1. Acerca la zona del pinchazo al suelo

Para conseguir mayor presión y obturación del agujero, es recomendable colocar el pinchazo o la zona afectada contra el pavimento.

  1. Reparte el líquido repara pinchazos uniformemente

Con el fin de que el contenido llegue a todas las partes del interior de la cámara, debes dar vueltas al neumático unos 10 o 20 metros una vez aplicado el spray. El objetivo es cubrir el agujero de manera completa.

  1. Usa un compresor de aire

No es obligatorio, pero es muy recomendable contar en el vehículo con un compresor de aire. Esto ayudaría a inflar el neumático para poder circular con más estabilidad.

  1. No excedas los 80 km/h

Una vez reparada la rueda afectada, no debes circular a más de 80 km/h. Recuerda que la espuma repara pinchazos de coche es solo una solución temporal.

  1. Realiza una parada de comprobación

Cuando lleves un rato conduciendo, hay que realizar una parada técnica en un lugar seguro. Una vez parados, debemos comprobar cómo se encuentra el neumático y su presión. Si no está dentro de los indicadores, inmediatamente tendremos que llamar al seguro o al servicio de atención en carreteras.

Como ves, la aplicación del spray repara pinchazos te puede sacar de muchos apuros. Una vez que llegues a tu destino siempre puedes confiar en nuestra tienda de neumáticos en confortauto.com para hacerte con un juego adecuado a tu vehículo, presupuesto y necesidades, ¡recuerda que tienen que ser las mismas ruedas por eje!

Luces de emergencia V16. Todo lo que debes saber

Cuando circulamos siempre tenemos que estar previstos de los correctos sistemas de seguridad y señalización. Ante una detección forzosa, es nuestro deber señalizar correctamente la carretera. Así, alertaremos de la presencia de nuestro vehículo al resto de conductores. Actualmente realizamos esta labor mediante las propias luces del vehículo, el chaleco reflectante y los triángulos de emergencia. Pero ahora, con las nuevas luces de emergencia V16 será suficiente. En Confortauto te contamos cómo funciona este dispositivo que emite una señal intermitente de luz amarilla para señalizar la zona. Todo sin necesidad de bajar del coche. Y es que sus principales ventajas son la facilidad de uso y seguridad que aportan a los conductores y conductoras.

 

¿Cuándo entran en vigor?

El nuevo dispositivo luminoso de señalización V16 entrará en vigor el 1 de enero de 2026. A partir de esa fecha, la Dirección General de Tráfico (DGT) obligará a todos los automóviles a contar con esta baliza. Deberá estar en el interior del vehículo y siempre en un lugar accesible. Esta obligatoriedad está dentro de la normativa que recoge las condiciones en las que se realizan los servicios de auxilio en las vías públicas. Un uso que se especifica en el Real Decreto del Auxilio en Carretera, que entrará en vigor antes, el 1 de julio de 2021. A partir de ahí ya podrás utilizarla en sustitución de los triángulos. Pero su utilización aún no será obligatoria.

¿Cómo funcionan las luces de emergencia V16?

Están diseñadas para poder señalizar una zona de peligro, accidente o avería sin tener que bajar del vehículo. Su principal función es advertir de la proximidad de otro coche al resto de usuarios. Este nuevo sistema de iluminación V16 tiene una autonomía de alrededor de 5 horas. Además, puede llegar a ser divisado a más de 1 km de distancia por los demás conductores.

Su colocación se realiza sin necesidad de bajar del automóvil. Solo hay que sacar el brazo por la ventanilla y colocar el dispositivo en el techo. Gracias a su composición magnética se pegará al coche. Automáticamente, la luz de emergencia V16 comenzará a emitir una luz amarilla en forma de destello. Se proporciona así una visibilidad total del mal estacionamiento al resto de conductores, tanto de día como de noche. Con ello se ofrece mayor comodidad y seguridad para el conductor y el resto de ocupantes.

¿Qué luces de emergencia V16 comprar?

Para la DGT solo serán válidos aquellos dispositivos homologados, por lo que recomendamos acudir a sitios oficiales y de confianza. Este elemento, además de indicar con destellos luminosos la posición, deberá disponer de un comunicador y un sistema de geoposicionamiento. De este modo, podrá enviar la ubicación de nuestro automóvil. Todo para facilitar nuestro auxilio y la advertencia a otros coches de nuestra posición.

¿Sustituyen a los triángulos de emergencia?

Aunque en un principio este dispositivo luminoso de señalización ha sido diseñado para sustituir a los triángulos de emergencia, no será hasta el 1 de enero de 2026 cuando su uso será obligatorio. Durante un período de tiempo ambos sistemas de señalización convivirán. De esta manera, tanto las luces de emergencia V16 como los triángulos de emergencia serán válidos. El objetivo de las autoridades es dar tiempo a los conductores y conductoras a adoptar las nuevas medidas de seguridad en carretera.

¿Qué diferencias existen?

La seguridad es la principal diferencia que se puede encontrar entre ambos elementos de señalización. Mientras los triángulos de emergencia tienen que ser instalados saliendo del coche, el nuevo sistema de iluminación V16 no. Este podrá colocarse sin necesidad de bajar del automóvil. Y es que el tiempo de reacción ante una posible urgencia es más que notable, pudiendo señalizar el vehículo en cuestión de segundos. Con ello se evita agravar la situación en una parada prematura, evitando posibles atropellos. Es lo contrario que pasa con los triángulos de emergencia, que en ocasiones pueden generar situaciones de peligro, ya que el conductor se expone al tráfico. Sin duda, esta es una gran razón por la que se quiere reemplazar a los actuales triángulos de emergencia.

Otra de las diferencias que encontramos es la comodidad. Las nuevas luces de emergencia V16 tienen un tamaño reducido, por lo que ocupan poco espacio. Por ejemplo, pueden guardarse en la guantera del vehículo. Además, pueden aguantar hasta 4 años sin necesidad de usarse.

Asimismo, el vehículo a señalar gana en visibilidad, lo que aporta más seguridad. Al situar la baliza en el techo del vehículo, el haz luminoso de 360º que proyecta se divisa por todas partes. No pasa lo mismo con los triángulos de emergencia, que al estar a ras de suelo solo pueden verse desde una perspectiva.

 

Resumen

Con las nuevas luces de emergencia V16 los conductores obtendremos más visibilidad y menor riesgo. Para indicar el vehículo en caso de accidente o avería tendremos un nuevo dispositivo luminoso que facilitará la labor de señalización. Se podrán evitar atropellos por el simple hecho de tener que bajar del coche para tener que colocar un elemento de emergencia. La implantación de este nuevo dispositivo también nos beneficiará en rapidez y comodidad. Se pretende así facilitar en todo lo posible la tarea de señalización en situaciones en las que se requiere una pronta actuación. Además, los conductores podrán ahorrar espacio en el vehículo.

 


Noviembre se despide con un fin de mes casi invernal. Una DANA y una masa de aire muy frío de origen polar dejarán nevadas en amplias zonas de la Península. También lluvias intensas y persistentes, temporales de viento y olas, y un descenso brusco de las temperaturas. Por ello te vamos a con tar cómo conducir de forma segura con temporal, toma nota.

Cabe recordar que el invierno, pese a soportar índices de movilidad mucho más bajos que otras estaciones del año, se cobra un importante número de vidas en la carretera y una alta siniestralidad. Y es que conducir con climatología adversa añade un plus de peligrosidad a la conducción. Una dificultad en las maniobras, que lleva a situaciones delicadas o difíciles de gestionar. Sobre todo, si no se hace una conducción mucho más prudente.

La nieve, las fuertes rachas de viento, la lluvia extrema o el hielo pueden comprometer seriamente nuestra seguridad al volante. Por ello, para afrontar la conducción con seguridad en un temporal de frío, desde la red de talleres Confortauto Hankook Masters recomendamos estos consejos:



  1. Utilizar marchas largas

El primer consejo para saber cómo conducir de forma segura con temporal, aparte de reducir la velocidad, es usar lo menos posible el cambio de marchas. Hay que circular con la marcha más larga posible (5ª mejor que 4ª, y 4ª mejor que 3ª) para no perder adherencia al traccionar. Si tienes un coche automático, debes activar el modo ‘snow’ (nieve) o ‘winter’ (invierno). Estos mejoran el control de la tracción y brindan más estabilidad sobre el asfalto resbaladizo por lluvia, nieve o hielo. En los descensos de puertos de montaña, lo mejor es una marcha más corta para que el motor retenga el vehículo. Para subir pendientes, en cambio, vuelve a utilizar la marcha más larga posible para no patinar sobre la nieve. Y al arrancar, es conveniente hacerlo en segunda siempre que sea posible.

  1. Aumentar la distancia de seguridad

La distancia de frenada aumenta con el frío de la calzada puesto que resbala más. Así, es fundamental en caso de lluvia, niebla, hielo o nieve, aumentar la distancia de seguridad. Con ello podremos reaccionar ante cualquier imprevisto o situación de peligro. No olvidemos que, ante condiciones meteorológicas adversas, nuestro coche va a necesitar más tiempo de lo estimado para detenerse.

  1. Pisar el freno con suavidad

Otra de las claves para conducir con nieve consiste en detener el coche usando el freno motor. Si tienes que pisar el pedal del freno hazlo con delicadeza, no lo hagas a fondo ni de manera brusca. Las ruedas podrían bloquearse y patinar sobre el asfalto resbaladizo. Ten en cuenta que con la humedad las pastillas de freno suelen perder eficacia. Y recuerda que, si frenas con las ruedas giradas, aumentan las probabilidades de perder el control del coche, por lo que es mejor frenar con las ruedas rectas. En caso de derrape, no pierdas la calma y evita el impulso de corregir la trayectoria. Quita el pie del acelerador y mantén la trayectoria corrigiendo con movimientos suaves del volante.

  1. Realizar maniobras suaves

Evita por todos los medios los volantazos y cambios bruscos de dirección, ya que pueden hacerte perder el control del vehículo. Cuantos menos movimientos rápidos hagamos, mejor se comportará el coche. Circula siempre por las rodadas de otros vehículos. Y recuerda, de nuevo, que es mejor conducir con marchas largas para que las ruedas patinen lo menos posible. En las curvas no debes girar excesivamente el volante, ya que podrías sufrir un subviraje: las ruedas delanteras perderán adherencia y comenzarán a derrapar. Cuando inicies la marcha no aceleres y suelta suavemente el pie del embrague.

  1. Respetar los límites de velocidad y anuncios de la DGT

Las inclemencias del tiempo pueden modificar el comportamiento del coche y por ello agravar el peligro en la conducción. Por ello, cuando llueve o nieva es conveniente aminorar la velocidad. Por otro lado, la DGT utiliza un código de colores para informar a los conductores a qué velocidad deben transitar según las condiciones de cada momento, así como qué vehículos pueden o no hacerlo o si el tramo de carretera está cerrado. Esta información se suele colocar estratégicamente en las pantallas de Tráfico. Por ejemplo, con nivel verde está comenzando a nevar, estando prohibido superar los 100 kilómetros por hora en autovías y autopistas, y 80 km/h en otras vías. En nivel amarillo los camiones tienen prohibido circular, y los turismos y autobuses no puede pasar de 60 km/h. Con el nivel rojo sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos de invierno a 30 km/h. Por último, en el nivel negro se prohíbe la circulación.

  1. Llevar cadenas y/o neumáticos de invierno

La nieve en la calzada reduce la adherencia de los neumáticos en la carretera y es muy resbaladiza. Es por ello que Tráfico recomienda la instalación de dispositivos especiales cuando el asfalto se encuentre cubierto por una capa de nieve. Uno de los instrumentos más utilizados para circular con nieve son las cadenas metálicas. También existen semiautomáticas, con las que se puede circular durante todo el invierno con el soporte instalado sobre la llanta. Las fundas textiles, de fácil montaje, y los neumáticos de invierno son muy recomendables en zonas con abundante lluvia y temperaturas por debajo de 10º. De estas alternativas, los neumáticos de invierno son la opción más recomendable porque sustituyen a las cadenas cuando son obligatorias. Estos se equipan al principio de la temporada invernal y se mantienen hasta el final de la misma, siendo perfectos para su utilización en condiciones de frío, lluvia, hielo o nieve. Los reconocerás por sus siglas ‘M+S’ (Mud and Snow) que indican que el neumático es apto para barro y nieve.

  1. Viajar equipado

El Reglamento General de Vehículos establece la obligación de llevar en el vehículo dos triángulos de preseñalización del peligro. También un chaleco reflectante de alta visibilidad para salir del coche a colocarlos si ocurriese un accidente o avería. Además, debes llevar una rueda de repuesto y cadenas en caso de que no hayas equipado el coche con neumáticos de invierno, y tengas que viajar por zonas en las que nieva. Si decides salir por carretera, asegúrate de que llevas suficiente ropa de abrigo por si las cosas se ponen feas. El móvil con la batería cargada y el depósito de combustible siempre lo más lleno posible es muy aconsejable. También es interesante llevar mantas, linterna con pilas, y espátula básica para rascar hielo. Asimismo, habría que llevar un pequeño botiquín con material básico de primeros auxilios, agua y algo de comer, por si te quedarás bloqueado.

  1. Regular la temperatura en el interior del coche

Si está lloviendo o nevando, lo normal es que se te empañen los cristales. Para evitarlo pon el aire acondicionado o el climatizador en frío. No se te ocurra pasar la mano por el parabrisas, lo mancharás y luego ya será difícil retirar el vaho. Recuerda que la mayoría de coches disponen de un botón en la consola central para desempañar los cristales con rapidez. También puedes abrir un poco la ventanilla para enfriar el interior de manera rápida. Otro consejo muy útil es mantener una temperatura de 21 grados aproximada en el interior del coche. Una temperatura más alta empañará los cristales y puede provocar somnolencia al volante.

  1. Conducir con las luces encendidas

En invierno suele disminuir la visibilidad, sobre todo cuando nieva. En ese caso debes llevar las luces encendidas aunque sea de día. Además de mejorar la visibilidad y detectar placas de hielo con mayor facilidad, también serás más visible para el resto de conductores. Por ello, habrá que optar por luces cortas, de cruce o antiniebla, y haber revisado su estado antes de iniciar el trayecto. Si hay niebla nunca enciendas las luces largas porque la humedad la dispersará y se produciría el peligroso efecto pantalla.

  1. Consultar la previsión meteorológica

Antes de ponernos al volante cuando las condiciones climatológicas son difíciles, lo primero que debemos hacer es valorar si es necesario coger el coche en esas circunstancias. Consultar el parte meteorológico antes de salir a la carretera es una regla de oro para evitar sorpresas. Si decides conducir, mentalízate que tu viaje posiblemente sea más lento y difícil que en condiciones normales. Y recuerda que las prisas son malas compañeras de viaje.

  1. Hacer una revisión de nuestro vehículo en un taller profesional

Con la llegada del frio y el mal tiempo, es fundamental que hagamos una revisión de todos los elementos del vehículo: batería, niveles de líquidos (refrigerante, aceite, lavaparabrisas y frenos), limpiaparabrisas, neumáticos, sistemas de alumbrado, filtros, pastillas y discos de freno, calefacción, etc. Una inspección preventiva en un taller Confortauto nos permitirá detectar averías con prontitud. Esto nos permitirá solucionarlas a tiempo sin correr ningún tipo de riesgo. Con el Plan Previene y Ahorra, los centros Confortauto facilitan la puesta a punto con grandes ofertas en operaciones básicas. Además, ofrecemos una excelente selección de neumáticos de invierno y all season de marcas reconocidas a un precio inmejorable. Antes de que cualquier avería te sorprenda en medio de un temporal, pide cita en tu taller Confortauto más cercano para que sus profesionales le hagan una perfecta puesta a punto. ¡Ya sabes cómo conducir de forma segura con temporal!

Acerca de Confortauto

Confortauto Hankook Masters es la primera red nacional de talleres de mecánica rápida del automóvil. Con 750 centros en España y Portugal, pone a disposición de conductores y conductoras un servicio de calidad superior. Y todo gracias a un equipo humano altamente cualificado y a un sistema de trabajo, cuya calidad está avalada internacionalmente. Todo ello nos permite dar soluciones eficaces a cualquier problema relacionado con el cuidado y mantenimiento de tu vehículo. Por ello, los talleres de la red, además de cubrir la práctica totalidad de la geografía española, están ubicados en los puntos estratégicos de cada una de las ciudades, siendo la única red a nivel nacional capaz de ofrecer servicio en cualquier punto de España.

 


Los neumáticos son un componente fundamental de nuestro coche, pero muchos conductores no les prestan la atención necesaria. Y es que 1,5 millones de vehículos circulan por carreteras españolas con alguna deficiencia en los neumáticos.

Una de las deficiencias más recurrentes es el desgaste excesivo, dado que muchos conductores tienden a alargar su utilización.

Por eso resulta fundamental dedicar tiempo a observar su estado y cuidarlos, dado que son una pieza esencial de la seguridad activa en nuestro vehículo.

Vigilar el desgaste de los neumáticos de tu coche es imprescindible si quieres disfrutar de una conducción segura. No debes olvidar que las ruedas son el único punto de contacto del vehículo con la carretera, por lo que preservarlas en un estado óptimo es esencial. En esta entrada te enseñamos a comprobar el estado de tus cubiertas y te ayudamos a entender cómo sus problemas pueden afectar a tu seguridad. No esperes a que sea demasiado tarde y toma las riendas en cuanto al mantenimiento de tu vehículo.

¿Cómo puedes comprobar si tus neumáticos están desgastados?

Como seguramente sepas, las estrías y dibujos de los neumáticos tienen que tener una profundidad mínima de 1,6 milímetros. De esta forma se entiende que las ruedas tendrán la capacidad de ofrecerte un buen agarre. Pero, ¿cómo puedes conocer la profundidad exacta de dicho dibujo?

La moneda de un euro

Una de las maneras más accesibles de saber si el desgaste de tus ruedas es excesivo es introduciendo una moneda de un euro en sus ranuras. Si la parte dorada queda completamente dentro no tendrás unos neumáticos desgastados, por lo que podrás utilizarlos durante algo más de tiempo hasta que necesites cambiarlos.

El indicador de profundidad

Esta herramienta te ayuda a conocer no solo el nivel del desgaste de las cubiertas, sino también si este se produce de forma regular. Lo podrás encontrar en tu taller o tienda de neumáticos en Valladolid, Murcia, Cáceres o cualquier otra ciudad del país, y su precio es siempre bastante económico. Se trata de la forma más precisa de medir, y la que te permitirá conocer más datos.



El testigo de los neumáticos

Las propias cubiertas incorporan en su superficie un testigo de desgaste. Todos los fabricantes lo incluyen, aunque el formato puede variar. En la mayoría de ocasiones es un taco de goma de 1,6 mm en el fondo de las ranuras principales. Cuando el desgaste de la rueda está ese nivel sabrás que es el momento de buscar ruedas nuevas.

También puedes encontrar algunas marcas de neumáticos que incluyen testigos de desgaste intermedios, y otras que incluyen números con su profundidad en milímetros, que se irán borrando a medida que la goma se vaya gastando. Ten en cuenta que cuando las ranuras llegan al límite de 1,6 mm ya es demasiado tarde.

Razones para no llevar los neumáticos desgastados

El dibujo de las ruedas y sus distintas ranuras tiene una función de seguridad. Gracias a su textura, los neumáticos se adhieren al suelo y mejoran la estabilidad de los vehículos. Y, cuando el pavimento está mojado, cumple una función de drenaje y ayuda a evacuar el agua.

Por otro lado, una goma dañada estará más expuesta a los riesgos habituales, por lo que tus posibilidades de sufrir reventones aumentará. Además, tendrás que hacer frente a problemas derivados por la falta de adherencia, como los siguientes.

  • Tu distancia de frenada será mayor. Esto disminuirá el control que tienes sobre tu vehículo y aumentará las posibilidades de sufrir un accidente.
  • Un menor agarrehará que la conducción sea peligrosa en las curvas. Cuanto mayor sea la velocidad y menor la sujeción de los neumáticos, más posibilidades tendrás de derrapar .
  • Cuando el pavimento está mojado y no hay drenaje, las ruedas no tendrán contacto con el suelo. Esto incrementará el riesgo de hacer aquaplaning.

Vigilar el desgaste de tus neumáticos no solo es una obligación, sino también una medida de seguridad que te ayudará a prevenir accidentes. Si crees que ha llegado el momento, puedes venir o llamarnos. Y disfruta de una seguridad óptima.

Página 1 de 3




Dónde localizarnos

Datos de contacto

Ctra. Loja 22, Bajo
29700 Velez - Málaga

952500437

info@neumaticosmayma.com